LEGO® The Hobbit™

LEGO® The Hobbit™

Juego Lego continuista con piel de El Hobbit

LEGO El Hobbit es la respuesta jugable de esta franquicia al lanzamiento de la segunda película de Peter Jackson. El juego sigue las aventuras de Bilbo Bolsón y compañía a lo largo de los dos primeros films, “Un Viaje Inesperado” y “La Desolación de Smaug”, y te deja (avisamos) colgado justo en el mismo punto en que te deja el final de la segunda parte. Aún así, es un videojuego “puramente Lego”, lo que significa que aunque no sorprenda sí puedes disfrutarlo con ganas. Ver descripción completa

PROS

  • Estupenda adaptación del imaginario de El Hobbit
  • Viajar por la Tierra Media
  • Entretenido

CONTRAS

  • Sin novedades entre la franquicia Lego
  • Algunos puzles de recolección de materiales

Bueno
7

LEGO El Hobbit es la respuesta jugable de esta franquicia al lanzamiento de la segunda película de Peter Jackson. El juego sigue las aventuras de Bilbo Bolsón y compañía a lo largo de los dos primeros films, “Un Viaje Inesperado” y “La Desolación de Smaug”, y te deja (avisamos) colgado justo en el mismo punto en que te deja el final de la segunda parte. Aún así, es un videojuego “puramente Lego”, lo que significa que aunque no sorprenda sí puedes disfrutarlo con ganas.

El mundo abierto de El Hobbit

Si ya has jugado a otros LEGO no apreciarás muchas diferencias entre este El Hobbit y anteriores producciones. Se trata de un juego de aventuras y acción que sigue al pie de la letra las escenas más importantes de las películas. La nota agradable es el cariño con el que los juegos LEGO imitan y homenajean a sus licencias. Es algo digno de elogio.

Especialmente con este El Hobbit han hecho un esfuerzo titánico, y trasladan rigurosamente todo lo que evocan libros y películas. También localizaciones, personajes e incluso muchas escenas son calcadas a lo que habrás visto, pero además añadiendo siempre un punto de humor. Es cierto que quizá por temática y tono en El Hobbit los chistes quedan algo más aguados que en otros juegos LEGO, pero siguen estando ahí y sacan alguna que otra sonrisa de vez en cuando.

A lo largo de 16 misiones, que duran unas ocho horas, recorrerás la Tierra Media haciendo lo mismo que Bilbo Bolsón y compañía hasta encontrar al dragón Smaug. El juego se estructura en dos partes: por un lado estaría el mundo libre, que sirve de unión y donde puedes viajar buscando objetivos secundarios; y por el otro están las misiones de historia que hacen avanzar el juego.

Siempre llevas un mínimo de dos personajes a la vez, y con un botón cambias de uno a otro. Esto es clave porque cada personaje tiene sus propias habilidades, de modo que en muchos puzles cambias de uno a otro para solucionarlos. Esto es algo de siempre en los juegos LEGO pero en El Hobbit hay una gran cantidad de héroes, y según el momento controlarás hasta cinco personajes a la vez.

Otra novedad es la recogida de material y objetos que se guardan en el inventario. Muchos puzles necesitan un mínimo de herramientas o recursos para completarlos, y éstos debes recolectarlos destrozando el escenario. A veces te puedes quedar atascado porque necesitas algún material y tienes que buscarlo por ahí. Es algo frustrante y ralentiza la acción tontamente.

Un sistema de inventario lento

Los juegos LEGO se controlan todos igual por norma general. El botón de cambiar de personaje te permite pasar de uno a otro rápidamente, pero cuando llevas un grupo de tres o más la cosa se complica. Necesitarás mantener pulsado durante un segundo el mismo botón para abrir un menú de selección. Algo molesto para ser sincero.

En el mismo menú accedes también al inventario de material y al de armas, que también puedes llevar varias.

Por lo demás El Hobbit se controla muy fácilmente. Es un juego de acción, de golpear a enemigos y saltar. No supone problema alguno para ningún jugador. La cámara se coloca en buenas posiciones, siendo fija en las misiones y de libre movimiento cuando viajas por el mundo abierto.

Gráficos acertados para El Hobbit

LEGO El Hobbit se ve estupendamente gracias a unos gráficos bien definidos y de nueva generación. El mundo abierto es especialmente de una calidad y fidelidad abrumadora, con todo tipo de detalles sacados de los libros y películas. Y lo mejor es que puedes pasear con total libertad por esa Tierra Media hecha de piezas Lego.

Las animaciones son estupendas a pesar de que todo tenga ese aspecto cuadrado típico de Lego. El juego está doblado al castellano pero no con las mismas voces que las películas, aunque eso sí se parecen mucho.

Conclusión

Aunque no aporta nada nuevo a la franquicia de juegos LEGO nada desluce el buen trabajo hecho en El Hobbit. Es un juego creado para el fan que es quien más provecho sacará a la gran cantidad de detalles y guiños que encontrará. Algunos detalles, como la recolección de material, ralentiza un poco el ritmo de la partida. Pero por otro lado, esta aportación mejora la experiencia de las misiones secundarias, así que una cosa por la otra. En resumen, un correcto juego de LEGO que se hace mejor de lo que es si te gusta El Hobbit.

 LEGO® The Hobbit™

Descargar

LEGO® The Hobbit™